LA MARIONETA

Si por un instante Dios se olvidara
de que soy una marioneta de trapo
y me regalara un trozo de vida,
posiblemente no diría todo lo que pienso,
pero en definitiva pensaría todo lo que digo.

Daría valor a las cosas, no por lo que valen,
sino por lo que significan.
Dormiría poco, soñaría más,
entiendo que por cada minuto que cerramos los ojos,
perdemos sesenta segundos de luz.

Andaría cuando los demás se detienen,
Despertaría cuando los demás duermen.
Escucharía cuando los demás hablan,
y cómo disfrutaría de un buen helado de chocolate.

Si Dios me obsequiara un trozo de vida,
Vestiría sencillo, me tiraría de bruces al sol,
dejando descubierto, no solamente mi cuerpo sino mi alma.
Dios mío, si yo tuviera un corazón,
escribiría mi odio sobre hielo,
y esperaría a que saliera el sol.

Pintaría con un sueño de Van Gogh
sobre las estrellas un poema de Benedetti,
y una canción de Serrat sería la serenata
que les ofrecería a la luna.

Regaría con lágrimas las rosas,
para sentir el dolor de sus espinas,
y el encarnado beso de sus pétalo…
Dios mío, si yo tuviera un trozo de vida…

No dejaría pasar un solo día
sin decirle a la gente que quiero, que la quiero.
Convencería a cada mujer u hombre de que son mis favoritos
y viviría enamorado del amor.

A los hombres les probaría cuán equivocados están,
al pensar que dejan de enamorarse cuando envejecen,
sin saber que envejecen cuando dejan de enamorarse.
A un niño le daría alas,
pero le dejaría que él solo aprendiese a volar.

A los viejos les enseñaría que la muerte
no llega con la vejez sino con el olvido.
Tantas cosas he aprendido de ustedes, los hombres
He aprendido que todo el mundo quiere vivir
en la cima de la montaña,
Sin saber que la verdadera felicidad está
en la forma de subir la escarpada.

He aprendido que cuando un recién nacido
aprieta con su pequeño puño,
por vez primera, el dedo de su padre,
lo tiene atrapado por siempre.

He aprendido que un hombre
sólo tiene derecho a mirar a otro hacia abajo,
cuando ha de ayudarle a levantarse.
Son tantas cosas las que he podido aprender de ustedes,
pero realmente de mucho no habrán de servir,
porque cuando me guarden dentro de esa maleta,
infelizmente me estaré muriendo.

GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ????? (2000)

CRISOL 2010 – Encuentro Estratégico de Software Libre

El CRISOL, encuentro anual de Solar, ofrece -a diferencia de otros eventos- un espacio de cooperación directa de los concurrentes a través de metodologías altamente participativas a modo de foros organizados según temáticas, que luego socializan sus resultados contribuyendo al diseño de las estrategias futuras. Asimismo, este encuentro también ofrece charlas introductorias a las problemáticas y otras presentaciones inspiradoras de los debates sugeridos.

El primer CRISOL fue realizado en la ciudad de Rosario en 2005, con la colaboración de la ANT – Asociación Nuevas Tecnologías y Lugro (Linux User Group de Rosario) y con la participación de numerosos visitantes nacionales e internacionales (especialmente de América Latina).

El segundo fue realizado el siguiente año en la ciudad de La Plata con con el auspicio de la Universidad Nacional de la mencionada ciudad y fue declarado de Interés Municipal por el Consejo Deliberante platense y de interés provincial por la Honorable Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires.

La edición 2007 de este evento, que fue llevada a cabo en la ciudad de Posadas – Misiones, fue coordinado por MISOL – Misiones Software Libre y contó con el aval de la Universidad Nacional de Misiones (UNAM) y la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales. Ese año, el encuentro estratégico fue declarado de interés por la Honorable Cámara de Diputados de la Nación.

En el 2008, el CRISOL fue celabrado en la Ciudad de Corrientes y fue organizado conjuntamente MISOL – Misiones Software Libre y NESLA – Noreste Software Libre, con el apoyo de la Universidad Nacional del Nordeste.

Cada año, nuestro encuentro estratégico rota de lugar para equilibrar las oportunidades de participar de los socios de nuestra organización que se encuentran a lo largo de todo el país, por lo que en 2009, su quinta edición fue realizada exitosamente en la Ciudad de Formosa junto a FORSOL – Formosa Software Libre y con la colaboración de MISOL – Misiones Software Libre. En esa oportunidad, se contó además con el apoyo de la Unidad Provincial de Sistemas y Tecnologías de Información -UPSTI-, la Universidad Nacional de Formosa -UNAF-, el Poder Judicial de Formosa y el INADI – Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo.

Este año 2010, celebraremos por primera vez el Crisol en la Ciudad de Buenos Aires.

“Somos la memoria que tenemos y la responsabilidad que asumimos, sin memoria no existimos y sin responsabilidad quizá no merezcamos existir”

  • Siempre acabamos llegando a donde nos esperan.
    • El Viaje del Elefante.
  • “…es lo que decimos cuando no queremos mostrar nuestra debilidad, decimos, Bien, aunque nos estemos muriendo, a esto le llama el vulgo hacer de tripas corazón, fenómeno de conversión visceral que sólo en la especie humana ha sido observado.”
    • Ensayo sobre la ceguera.
  • “Si las conociéramos, las cosas del cielo tendrían otros nombres.”
    • Memorial del Convento.
  • “Antes nos gustaba decir que la derecha era estúpida, pero hoy día no conozco nada más estúpido que la izquierda.”
  • “Es hora de aullar, porque si nos dejamos llevar por los poderes que nos gobiernan, y no hacemos nada por contrarrestarlos, se puede decir que nos merecemos lo que tenemos.”
  • “Si el mundo alguna vez consigue a ser mejor, solo habrá sido por nosotros y con nosotros.”
    • (en referencia a los izquierdistas) Izquierda, 24 de febrero de 2009
  • “Cuanto más te disfraces más te parecerás a ti mismo”
  • “La derrota tiene algo positivo, nunca es definitiva. En cambio la victoria tiene algo negativo, jamás es definitiva.”
  • “Las tres enfermedades del hombre actual son la incomunicación, la revolución tecnológica y su vida centrada en su triunfo personal.”
  • “Todo el mundo me dice que tengo que hacer ejercicio. Que es bueno para mi salud. Pero nunca he escuchado a nadie que le diga a un deportista; tienes que leer.
    • Encuentro cultural en la sede de Cajacanarias, Tenerife
  • “Los únicos interesados en cambiar el mundo son los pesimistas, porque los optimistas están encantados con lo que hay.”
    • Fuente: Entrevista a Yamid Amat, periodista colombiano del diario EL TIEMPO.
  • “No creo en Dios y no me hace ninguna falta. Por lo menos estoy a salvo de ser intolerante. Los ateos somos las personas más tolerantes del mundo. Un creyente fácilmente pasa a la intolerancia. En ningún momento de la historia, en ningún lugar del planeta, las religiones han servido para que los seres humanos se acerquen unos a los otros. Por el contrario, sólo han servido para separar, para quemar, para torturar. No creo en Dios, no lo necesito y además soy buena persona.”
  • “Somos la memoria que tenemos y la responsabilidad que asumimos, sin memoria no existimos y sin responsabilidad quizá no merezcamos existir” Cuadernos de Lanzarote.
  • “Contar los días con los dedos y encontrar la mano llena”.
  • “Soy un comunista hormonal.”
  • “El pasado es el reino del fragmento” (En el prólogo del libro “Héroes de los dos bandos”)
  • “Existen dos superpotencias en el mundo; una es Estados Unidos; otra, eres tú” (Manifestación contra la guerra de Irak en Madrid)
    • Versión de la intervención del escritor portugués José Saramago, Premio Nobel de Literatura, el viernes 17 de junio de 2005 en la sala Che Guevara de la Casa de las Américas; «Pensar, pensar y pensar»]:
  • “Regreso a la filosofía no en el sentido absurdo de que ahora nos vamos a convertir todos en filósofos,[…] pero apuntar la idea de que si el hombre es un ser pensante, pues entonces que piense.”
  • “Vivir sería una experiencia realmente extraordinaria en la ahistoridad total del sentido de las cosas que ocurren.”
  • “…en Todos los nombres hay una sola persona que tiene nombre y se llama José, no porque sea mi alter ego, yo buscaba un nombre insignificante y la verdad es que el más insignificante que encontré fue el mío.”
  • “El hombre más sabio que he conocido en toda mi vida no sabía leer ni escribir.” (Discurso de aceptación del premio Nobel)
  • “Ni la juventud sabe lo que puede, ni la vejez puede lo que sabe” (de su novela “La caverna”)
  • “Dentro de nosotros existe algo que no tiene nombre y eso es lo que realmente somos.”
    • Fuente: Ensayo sobre la ceguera, 1995.
  • “Pienso que todos estamos ciegos. Somos ciegos que pueden ver, pero que no miran”
  • “Hay quien se pasa la vida entera leyendo sin conseguir nunca ir más allá de la lectura, se quedan pegados a la página, no entienden que las palabras son sólo piedras puestas atravesando la corriente de un río, si están allí es para que podamos llegar a la otra margen, la otra margen es lo que importa” (en su novela “La caverna”)
  • “Pretendemos comprender la vida a través de sus coherencias e identidades, cuando ciertamente estas se explican por si solas y no nos aportan nada. Deberíamos buscar la comprensión a partir de sus contradicciones pues estas si nos aportan información de la vida y la realidad.” (en su novela “La caverna”)
  • “La alegoría llega cuando describir la realidad ya no sirve. Los escritores y artistas trabajamos en las tinieblas, y como ciegos tanteamos la oscuridad.”
  • “Lo que realmente nos separa de los animales es nuestra capacidad de esperanza.”
  • “El éxito a toda costa nos hace peor que animales.”
  • “Se llega más fácilmente a Marte que a nuestro propio semejante.”
  • “Yo no soy filósofo ni científico. No creo que haya un principio del mal ni del bien. Lo único que sé es que todo está dentro de nuestro cerebro.”
  • “La vejez empieza cuando se pierde la curiosidad.”
  • “Siempre hay un tuerto o un listo que nos gobierna.”
  • “Es mentira que el Nobel sirva para fomentar la literatura del país al que pertenece el galardonado. Para lo único que vale es para engrosar la cuenta corriente del autor.”
  • “Para qué sirve el arrepentimiento, si eso no borra nada de lo que ha pasado. El arrepentimiento mejor, es sencillamente cambiar.”
  • “Me gustaría escribir un libro feliz; yo tengo todos los elementos para ser un hombre feliz; pero sencillamente no puedo. Sin embargo hay una cosa que sí me hace feliz, y es decir lo que pienso.”
  • “He aprendido a no intentar convencer a nadie. El trabajo de convencer es una falta de respeto, es un intento de colonización del otro”.
  • “El hombre es el inventor de la crueldad. Sé que tengo que gobernar la bestia que llevo dentro; algo así hacemos con la razón; pero la crueldad es fruto de la razón. La misma razón que crea”.
  • “Sólo si nos detenemos a pensar en las pequeñas cosas llegaremos a comprender las grandes”
  • “La mejor manera de defender los secretos propios es respetando los ajenos”
  • “La República es algo que hay que cuidar, porque si no vamos con cuidado podemos conseguir una república, pero que un día esté presidida por Aznar”.
  • “Sí, soy pesimista, pero yo no tengo la culpa de que la realidad sea la que es.”
  • “Algunas veces, las vidas largas significan soledad”
  • “El tiempo no es una cuerda que se pueda medir nudo a nudo, el tiempo es una superficie oblicua y ondulante que sólo la memoria es capaz de hacer que se mueva y aproxime.”
    • Fuente: El evangelio según Jesucristo.
  • “No hay en el mundo nada que, en sentido absoluto, nos pertenezca” ( de la obra “Ensayo sobre la ceguera”)
  • “La muerte anda por las calles, pero en los corrales la vida no se ha acabado” (En “Ensayo sobre la ceguera”)
  • “No encontró respuesta, las respuestas no llegan siempre cuando uno las necesita, muchas veces ocurre que quedarse esperando es la única respuesta posible” ( De “Ensayo sobre la ceguera”)
  • “(…) parecía que habíamos llegado al final del camino y resulta que era sólo una curva abierta a otro paisaje y a nuevas curiosidades.”
    • Fuente: El año de la muerte de Ricardo Reis
  • “Para Dios el tiempo es todo uno”
  • “Dios es tanto más Dios Cuánto más inaccesible resulte”
  • “El bien y el mal no existen en si mismos, y cada uno de ellos es sólo la ausencia del otro”

Para una guerrilla semiológica

Para una guerrilla semiológica
Umberto Eco

No hace mucho tiempo que para adueñarse del poder político en un país era suficiente controlar el ejército y la policía. Hoy, sólo en los países subdesarrollados los generales fascistas recurren todavía a los carros blindados para dar un golpe de estado. Basta que un país haya alcanzado un alto nivel de industrialización para que cambie por completo el panorama: el día siguiente a la caída de Kruschev fueron sustituidos los directores de Izvestia, de Pravda y de las cadenas de radio y televisión; ningún movimiento en el ejército. Hoy, un país pertenece a quien controla los medios de comunicación.

Si la lección de la historia no parece lo bastante convincente, podemos recurrir a la ayuda de la ficción que, como enseñaba Aristóteles, es mucho más verosímil que la realidad. Consideremos tres películas norteamericanas de los últimos años: Seven Days in May (Siete días de mayo), Dr. Strangelove (Teléfono rojo, volamos hacia Moscú) y Fail Safe (Punto límite). Las tres trataban de la posibilidad de un golpe militar contra el gobierno de Estados Unidos, y, en las tres, los militares no intentaban controlar el país mediante la violencia de las armas, sino a través del control del telégrafo, el teléfono, la radio y la televisión.

No estoy diciendo nada nuevo: no sólo los estudiosos de la comunicación, sino también el gran público, advierten ahora que estamos viviendo en la era de la comunicación. Como ha sugerido el profesor McLuhan, la información ha dejado de ser un instrumento para producir bienes económicos, para convertirse en el principal de los bienes. La comunicación se ha transformado en industria pesada. Cuando el poder económico pasa de quienes poseen los medios de producción a quienes tienen los medios de información, que pueden determinar el control de los medios de producción, hasta el problema de la alienación cambia de significado. Frente al espectro de una red de comunicación que se extiende y abarca el universo entero, cada ciudadano de este mundo se convierte en miembro de un nuevo proletariado. Aunque a este proletariado ningún manifiesto revolucionario podría decirle: «¡Proletarios del mundo, uníos!» Puesto que aún cuando los medios de comunicación, en cuanto medios de producción, cambiaran de dueño, la situación de sujeción no variaría. Al limite, es lícito pensar que los medios de comunicación serían medios alienantes aunque pertenecieran a la comunidad.

Lo que hace temible al periódico no es (por lo menos, no es sólo) la fuerza económica y política que lo dirige. El periódico como medio de condicionamiento de la opinión queda ya definido cuando aparecen las primeras gacetas. Cuando alguien tiene que redactar cada día tantas noticias como permita el espacio disponible, de manera que sean accesibles a una audiencia de gustos, clase social y educación diferentes y en todo el territorio nacional, la libertad del que escribe ha terminado: los contenidos del mensaje no dependerán del autor, sino de las determinaciones técnicas y sociológicas del medio.

Todo esto había sido advertido hace tiempo por los críticos más severos de la cultura de masas, que afirmaban: « Los medios de comunicación de masas no son portadores de ideología: son en sí mismos una ideología.» Esta posición, que he definido en uno de mis libros como «apocalíptica», sobreentiende este otro argumento: No importa lo que se diga a través de los canales de comunicación de masas; desde el momento en que el receptor está cercado por una serie de comunicaciones que le llegan simultáneamente desde varios canales, de una manera determinada, la naturaleza de esta información tiene poquísima importancia. Lo que cuenta es el bombardeo gradual y uniforme de la información, en la que los diversos contenidos se nivelan y pierden sus diferencias.

Recordaréis que ésta es también la conocida posición de Marshall McLuhan en Understanding Media. Salvo que, para los llamados «apocalípticos», esta convicción se traducía en una consecuencia trágica: el destinatario del mensaje de los mass-media, desvinculado de los contenidos de la comunicación, recibe sólo una lección ideológica global, un llamado a la pasividad narcótica. Cuando triunfan los medios de masas, el hombre muere.

Por el contrario, Marshall McLuhan, partiendo de las mismas premisas, llega a la conclusión de que, cuando triunfan los medios de masas muere el hombre gutenbergiano y nace un hombre diferente, habituado a «sentir» el mundo de otra manera. No sabemos si este hombre será mejor o peor, pero sabemos que se trata de un hombre nuevo. Allí donde los apocalípticos veían el fin de la historia, McLuhan observa el comienzo de una nueva fase histórica. Pero es lo mismo que sucede cuando un virtuoso vegetariano discute con un consumidor de LSD: el primero ve en la droga el fin de la razón, el otro el inicio de una nueva sensibilidad. Ambos están de acuerdo en lo que concierne a la composición química de los psicodélicos.

En cambio la cuestión que deben plantearse los estudiosos de la comunicación es ésta: ¿Es idéntica la composición química de todo acto comunicativo?

Naturalmente, están los educadores que manifiestan un optimismo más simple, de tipo iluminista: tienen una fe ciega en el poder del contenido del mensaje. Confían en poder operar una transformación de las conciencias transformando las transmisiones televisivas, la cuota de verdad en el anuncio publicitario, la exactitud de la noticia en la columna periodística.

A éstos, o a quienes sostienen que the medium is the message, quisiera recordarles una imagen que hemos visto en tantos cartoons y en tantos comic strips, una imagen un poco obsoleta, vagamente racista, pero que sirve de maravilla para ejemplificar esta situación. Se trata de la imagen del jefe caníbal que se ha colgado del cuello, como pendentif, un reloj despertador.

No creo que todavía existan jefes caníbales que vayan ataviados de tal modo, pero cada uno de nosotros puede trasladar este modelo a otras varias experiencias de la propia vida cotidiana. El mundo de las comunicaciones está lleno de caníbales que transforman un instrumento para medir el tiempo en una joya «op».

Si esto sucede, entonces no es cierto que the medium is the message: puede ser que la invención del reloj, al habituarnos a pensar el tiempo en forma de un espacio dividido en partes uniformes, haya cambiado para algunos hombres el modo de percibir, pero existe indudablemente alguien para quien el «mensaje-reloj» significa otra cosa.

Pero si esto es así, tampoco es cierto que la acción sobre la forma y sobre el contenido del mensaje pueda modificar a quien lo recibe; desde el momento en que quien recibe el mensaje parece tener una libertad residual: la de leerlo de modo diferente.

He dicho «diferente» y no «equivocado». Un breve examen de la mecánica misma de la comunicación nos puede decir algo más preciso sobre este argumento.

La cadena comunicativa presupone una fuente que, mediante un transmisor, emite una señal a través de un canal. Al extremo del canal, la señal se transforma en mensaje para uso del destinatario a través de un receptor. Esta cadena de comunicación normal prevé naturalmente la presencia de un ruido a lo largo del canal, de modo que el mensaje requiere una redundancia para que la información se transmita en forma clara. Pero el otro elemento fundamental de esta cadena es la existencia de un código, común a la fuente y al destinatario. Un código es un sistema de probabilidad prefijado y sólo en base al código podemos determinar si los elementos del mensaje son intencionales (establecidos por la fuente) o consecuencia del ruido. Me parece muy importante distinguir perfectamente los diversos puntos de esta cadena, porque cuando se omiten se producen equívocos que impiden considerar el fenómeno con atención. Por ejemplo, buena parte de las tesis de Marshall McLuhan acerca de la naturaleza de los media derivan del hecho de que él llama «media», en general, a fenómenos que son reducibles a veces al canal, a veces al código y a veces a la forma del mensaje. El alfabeto reduce, según criterios de economía, las posibilidades de los órganos fonadores y de este modo provee de un código para comunicar la experiencia; la calle me provee de un canal a lo largo del cual puedo hacer viajar cualquier comunicación. Decir que el alfabeto y la calle son «media», significa no considerar la diferencia entre un código y un canal. Decir que la geometría euclidiana y un traje son “media”, significa no diferenciar un código (los elementos de Euclides son un modo de formalizar la experiencia y de hacerla comunicable) de un mensaje (un traje determinado, en base a códigos indumentarios -de convenciones aceptadas por la sociedad-, comunica una actitud mía respecto a mis semejantes). Decir que la luz es un media significa no advertir que existen, por lo menos, tres acepciones de «luz». La luz puede ser una señal de información (utilizo la electricidad para transmitir impulsos que, según el código morse, significan mensajes particulares); la luz puede ser un mensaje (si mi amante pone una luz en la ventana, significa que su marido está ausente); y la luz puede ser un canal (si tengo la luz encendida en la habitación, puedo leer el mensaje-libro). En cada uno de estos casos el impacto de un fenómeno sobre el cuerpo social varía según el papel que juega en la cadena comunicativa.

Siguiendo con el ejemplo de la luz, en cada uno de estos tres casos el significado del mensaje cambia según el código elegido para interpretarlo. El hecho de que la luz, cuando utilizo el código morse para transmitir señales luminosas, sea una señal -y que esta señal sea luz y nada más- tiene en el destinatario un impacto mucho menos importante que el hecho de que el destinatario conozca el código morse. Si, por ejemplo, en el segundo de los casos citados, mi amante usa la luz como señal para transmitirme en morse el mensaje «mi marido está en casa» pero yo sigo refiriéndome al código establecido precedentemente, por el que «luz encendida» significa «marido ausente», lo que determina mi comportamiento (con todas las desagradables consecuencias que supone) no es la forma del mensaje ni su contenido según la fuente emisora, sino el código que yo uso. Es la utilización del código lo que confiere a la señal-luz un determinado contenido. El paso de la Galaxia Gutenberg al Nuevo Pueblo de la Comunicación Total no impedirá que se desencadene entre yo, mi amante y su marido el eterno drama de la traición y de los celos.

En este sentido, la cadena comunicativa descrita antes deberá transformarse de esta manera: el receptor transforma la señal en mensaje, pero este mensaje es todavía una forma vacía a la que el destinatario podrá atribuir significados diferentes según el código que aplique.

Si escribo la frase No more, aquel que la interprete a la luz del código lengua inglesa la entenderá en el sentido más obvio; pero les aseguro que, leída por un italiano, la misma frase significaría «nada de moras», o bien «no, prefiero las moras»; pero, si en lugar de un sistema de referencia botánico, mi interlocutor apelase a un sistema de referencia jurídico, entendería «nada de moras (dilaciones)»; y si usase un sistema de referencia erótico, la misma frase sería la res- puesta «no, morenas» a la pregunta «¿Los caballeros las prefieren rubias?».

Naturalmente, en la comunicación. normal, entre persona y persona, relativa a la vida cotidiana, estos equívocos son mínimos: los códigos se establecen de antemano. Pero hay también casos extremos como, en primer lugar, la comunicación estética, donde el mensaje es intencionalmente ambiguo con el fin preciso de estimular la utilización de códigos diferentes por parte de aquellos que estarán en contacto con la obra de arte, en lugares y en momentos diferentes.

Si en la comunicación cotidiana la ambigüedad está excluida y en la estética es por el contrario deseada, en la comunicación de masas la ambigüedad, aunque ignorada, está siempre presente. Hay comunicación de masas cuando la fuente es única, centralizada, estructurada según los modos de la organización industrial; el canal es un expediente tecnológico que ejerce una influencia sobre la forma misma de la señal; y los destinatarios son la totalidad (o bien un grandísimo número) de los seres humanos en diferentes partes del globo. Los estudiosos norteamericanos se han dado cuenta de lo que significa una película de amor en tecnicolor, pensada para las señoras de los suburbios y proyectada, después, en un pueblo del Tercer Mundo. Pero en países como Italia, donde el mensaje tele- visivo es elaborado por una fuente industrial centralizada y llega simultáneamente a una ciudad industrial del norte y a una perdida aldea agrícola del sur, en dos circunstancias sociológicas separadas por siglos de historia, este fenómeno se registra día a día.

Pero basta incluso con la reflexión paradójica para convencerse de este hecho: cuando la revista Eros publicó, en Estados Unidos, la famosa fotografía de una mujer blanca y un hombre de color, desnudos, besándose, imagino que, si las mismas imágenes hubieran sido transmitidas por una red televisiva de gran difusión, el significado atribuido al mensaje por el gobernador de Alabama y por Allen Ginsberg habría sido diferente. Para un hippie californiano, para un radical del Village, la imagen habría significado la pro- mesa de una nueva comunidad. Para un seguidor del Ku Klux Man el mensaje habría significado una tremenda amenaza de violencia carnal.

El universo de la comunicación de masas está lleno de estas interpretaciones discordantes; diría que la variabilidad de las interpretaciones es la ley constante de las comunicaciones de masas. Los mensajes parten de la fuente y llegan a situaciones sociológicas diferenciadas, donde actúan códigos diferentes. Para un empleado de banco de Milán la publicidad televisiva de un frigorífico representa un estímulo a la adquisición, pero para un campesino en paro de Calabria la misma imagen significa la denuncia de un universo de bienestar que no le pertenece y que deberá conquistar. Es por esto que creo que en los países pobres incluso la publicidad televisiva puede funcionar como mensaje revolucionario.

El problema de la comunicación de masas es que hasta ahora esta variabilidad de las interpretaciones ha sido casual. Nadie regula el modo en que el destinatario usa el mensaje, salvo en raras ocasiones. En este sentido, aunque hayamos desplazado el problema, aunque hayamos afirmado que «el medio no es el mensaje», sino que «el mensaje depende del código», no hemos resuelto el problema de la era de las comunicaciones. Si el apocalíptico dice: «El medio no transmite ideologías, es la ideología misma; la televisión es la forma de comunicación que asume la ideología industrial avanzada», nosotros sólo podremos responder: «El medio transmite las ideologías a las que el destinatario puede recurrir en forma de códigos que nacen de la situación social en la que vive, de la educación recibida, de las disposiciones psicológicas del momento.» En tal caso, el fenómeno de las comunicaciones de masas seria inmutable: existe un instrumento extremadamente poderoso que ninguno de nosotros llegará jamás a regular; existen medios de comunicación que, a diferencia de los medios de producción, no son controlables ni por la voluntad privada ni por la de la colectividad. Frente a ellos, todos nosotros, desde’ el director de la CBS y el presidente de Estados Unidos, pasando por Martin Heidegger, hasta el campesino más humilde del delta del Nilo, somos el proletariado.

Sin embargo, creo que el defecto de este plantea- miento consiste en el hecho de que todos nosotros estamos tratando de ganar esta batalla (la batalla del hombre en el universo tecnológico de la comunicación) recurriendo a la estrategia.

Habitualmente, los políticos, los educadores, los científicos de la comunicación creen que para controlar el poder de los mass-media es preciso controlar dos momentos de la cadena de la comunicación: la fuente y el canal. De esta forma se cree poder controlar el mensaje; por el contrario, así sólo se controla el mensaje como forma vacía que, en su destinación, cada cual llenará con los significados que le sean sugeridos por la propia situación antropológica, por su propio modelo cultural. La solución estratégica puede resumirse en la frase: «Hay que ocupar el sillón del presidente de la RAI», o bien: «Hay que apoderarse del sillón del ministro de Información», o: «Es preciso ocupar el sillón del director del Corriere.» No niego que este planteamiento estratégico pueda dar excelentes resultados a quien se proponga el éxito político y económico, pero me temo que ofrezca resultados muy magros a quien espere devolver a los seres humanos una cierta libertad frente al fenómeno total de la comunicación.

Por esta razón, habrá que aplicar en el futuro a la estrategia una solución de guerrilla. Es preciso ocupar, en cualquier lugar del mundo, la primera silla ante cada aparato de televisión (y, naturalmente, la silla del líder de grupo ante cada pantalla cinematográfica, cada transistor, cada página de periódico). Si se prefiere una formulación menos paradójica, diré: La batalla por la supervivencia del hombre como ser responsable en la Era de la Comunicación no se gana en el lugar de donde parte la comunicación sino en el lugar a donde llega. Si he hablado de guerrilla es porque nos espera un destino paradójico y difícil, a nosotros, estudiosos y técnicos de la comunicación: precisamente en el momento en que los sistemas de comunicación prevén una sola fuente industrializada y un solo mensaje, que llegaría a una audiencia dispersa por todo el mundo, nosotros deberemos ser capaces de imaginar unos sistemas de comunicación complementarios que nos permitan llegar a cada grupo humano en particular, a cada miembro en particular, de la audiencia universal, para discutir el mensaje en su punto de llegada, a la luz de los códigos de llegada, confrontándolos con los códigos de partida.

Un partido político, capaz de alcanzar de manera capilar a todos los grupos que ven televisión y de llevarlos a discutir los mensajes que reciben, puede cambiar el significado que la fuente había atribuido a ese mensaje. Una organización educativa que lograse que una audiencia determinada discutiera sobre el mensaje que recibe, podría volver del revés el significado de tal mensaje. 0 bien, demostrar que ese mensaje puede ser interpretado de diferentes modos.

Cuidado: no estoy proponiendo aquí una nueva forma de control de la opinión pública, todavía más terrible. Estoy proponiendo una acción para incitar a la audiencia a que controle el mensaje y sus múltiples posibilidades de interpretación.

La idea de que un día habrá que pedir a los estudiosos y educadores que abandonen los estudios de televisión o las redacciones de los periódicos para librar una guerrilla puerta a puerta, como provos de la recepción crítica puede asustar y parecer pura utopía. Pero si la Era de las Comunicaciones avanza en la dirección que hoy nos parece más probable, ésta será la única salvación para los hombres libres. Hay que estudiar cuales pueden ser las formas de esta guerrilla cultural. Probablemente, en la interrelación de los diversos medios de comunicación, podrá emplearse un medio para comunicar una serie de juicios sobre otro medio. Esto es lo que en cierta medida hace, por ejemplo, un periódico cuando critica una transmisión de televisión. Pero, ¿quién nos asegura que el artículo del periódico será leído del modo que deseamos? ¿Nos veremos obligados a recurrir a otro medio para enseñar a leer el periódico de manera consciente?.

Ciertos fenómenos de «contestación de masa» (hippies o beatniks, new bohemia o movimientos estudiantiles) nos parecen hoy respuestas negativas a la sociedad industrial: se rechaza la sociedad de la Comunicación Tecnológica para buscar formas alternativas de vida asociativa. Naturalmente, estas formas se realizan usando medios de la sociedad tecnológica (televisión, prensa, discos…). Así no se sale del círculo, sino que se vuelve a entrar en él sin quererlo. Las revoluciones se resuelven a menudo en formas pintorescas de integración.

Podría suceder que estas formas no industriales de comunicación (de los love-in a los mitines estudiantiles, con sentadas en el campus universitario) pudieran llegar a ser las formas de una futura guerrilla de las comunicaciones. Una manifestación complementaria de las manifestaciones de la comunicación tecnológica, la corrección continua de las perspectivas, la verificación de los códigos, la interpretación siempre renovada de los mensajes de masas. El universo de la comunicación tecnológica sería entonces atravesado por grupos de guerrilleros de la comunicación, que reintroducirían una dimensión crítica en la recepción pasiva. La amenaza para quienes the medium is the message podría entonces llegar a ser, frente al medio y al mensaje, el retorno a la responsabilidad individual. Frente a la divinidad anónima de la Comunicación Tecnológica, nuestra respuesta bien podría ser: «Hágase nuestra voluntad, no la Tuya.»

* Artículo reproducido en el libro de Eco, titulado La estrategia de la ilusión, Lumen/de la Flor, 1987



Por un video más descentralizado, diverso, accesible, interoperable, innovador y democrático

http://www.OpenVideoAlliance.org

Argumentos

El surgimiento del vídeo como aplicación popular de la web ha sido fascinante. Eso colocó en curso cambios sustanciales en la forma como nos comunicamos con el mundo. El síntoma más obvio de ese cambio es el entierro, en cámara lenta, del modelo de transmisión de la TV, con consumidores cada vez más moviéndose para un modelo de audiencia online y bajo la demanda.

Los modelos de negocio están cambiando – usted ya leyó sobre eso en las publicaciones populares o vueltas a negocios. Además de eso, una cosa más súbita está ocurriendo a la vez. El vídeo está haciéndose una herramienta primaria de auto-expresión. Cosas como cámaras de vídeo y software de edición para ordenadores personales están ahora más baratos y ubicuos, haciendo más fácil para un usuario casual de ordenadores dirigirse a una audiencia de masa.

Patrones abiertos, código abierto y contenido libre son llaves para el desarrollo de un ecosistema del vídeo libre. El relacionamiento entre nuevos desafíos y participantes existentes en la industria va a desempeñar un papel integral en el dibujo de ese ecosistema. Que tecnologías van a mover el vídeo en internet en el largo plazo? Que formas van a tomar la distribución de vídeo, y que innovaciones van potencializar la evolución del medio? Es importante no perder de vista los principios abiertos de la web que han promovido dos décadas de innovación y rupturas, y garantizar que esos principios se apliquen también al vídeo en internet.


Los Principios para un Ecosistema de Video Abierto son los requisitos técnicos para un futuro del video más descentralizado, diverso, competitivo, accesible, interoperable e innovador. Prevemos un uso más democrático y ubicuo del video — haciéndolo comparable a lo que son hoy el texto y las imágenes. Los Principios cubren los siguientes aspectos:

  1. Autoría y visualización — La creación de videos, la edición y las herramientas de reproducción deben ser omnipresentes, fáciles de usar, accesibles y disponibles en implementaciones de código libre y abierto.
  2. Estándares abiertos de Video — Estándares de video (formátos, codificadores, metadatos, etc.) deben ser abiertos, interoperables y libres de pago de regalías.
  3. Distribución Abierta — Las plataformas de software deben soportar estándares abiertos y licencias libres/abiertas. Las redes deben permanecer neutrales.
  4. Una Cultura Rica y Participativa — Las leyes que gobiernan la Propiedad Intelectual no deben desalentar la participación en la vida cultural. Por defecto, los contenidos en video deben estar disponibles sin barreras tecnológicas o limitaciones a su acceso.
  5. Libertades Civiles y Derechos Básicos — Las personas deberían tener el derecho a participar de una cultura democrática, el derecho a la privacidad, a la libertad de expresión, a no ser censurados, a términos de servicio ilimitados y al derecho a la auto distribución.

== Participar de OVA ==
Recientemente hemos creado una lista de correo para debatir y difundir
estos temas entre los hispanohablantes. Puedes suscribirte en esta
dirección: http://lists.openvideoalliance.org/listinfo.cgi/ova-discuss-spanish-openvideoalliance.org

Si quieres contactarte con los coordinadores de Open Video Alliance o
recibir otro tipo de información, ingresa a:
http://openvideoalliance.org/contact/?l=es

Fuente: http://openvideoalliance.org

No dejes que este mundo roto estropee tu sonrisa

Comparto con ustedes este hermoso vídeo, hecho allí donde golpea el monstruo enfermo del kapitalismo… pero a pesar de todo no dejan que este mundo roto estropee su sonrisa…

Video rodado por Javier Fesser en Mayo de 2009 durante la Sexta edición del FISAHARA en el campamento de refugiados Saharauis de Dajla a 172 Km de Tindouf, en el llamado “desierto de los desiertos”.

El proyecto Cine por el pueblo saharaui nace con la finalidad de sensibilizar y dar una parcial solución a las necesidades detectadas, en lo referente a ocio, actividades culturales y de formación audiovisual, entre la población de refugiados saharauis de los campamentos de Tinduf. El objetivo es realizar actividades de difusión cultural enmarcadas en el ámbito cinematográfico.

Además del componente cultural y de entretenimiento, este proyecto tiene como objetivo acercar a la opinión pública internacional a la situación que vive el pueblo saharaui en el exilio y a su digna sobrevivencia en el desierto esperando la realización del referéndum de autodeterminación.

Cine por el pueblo saharaui está dividido en tres actividades:

· FISAHARA (Festival Internacional de Cine del Sahara)
· Creacción de una red de videotecas, una en cada uno de los campamentos
· Talleres y cursos de formación audiovisual

Encuentro de los Pueblos Guarani de América del Sur

Encontro dos Povos Guarani

Evento será filmado por uma equipe Guarani Kaiowá

O registro audiovisual do Encontro dos Povos Guarani da América do SulAty Guasu Ñande Reko Resakã Yvy Rupa será realizado por uma equipe indígena Kaiowá, formada por Devanildo Ramires e Elivelton Souza , do Ponto de Cultura Teko Arandu que atua na aldeia Te’ýikue, no município de Caarapó, no Mato Grosso do Sul.

Devanildo e Elivelton aprenderam, em 2008, as técnicas de filmagem, incluindo fotografia, edição de vídeo, software livre e photoshop, nas oficinas do Ponto de Cultura Teko Arandu. As oficinas, realizadas numa parceria do Ministério da Cultura com a Universidade Católica Dom Bosco, fazem parte do Núcleo de Estudos e Pesquisas Indígenas (NEPPI) e são coordenadas pelos professores Antônio Brand e Neimar machado de Sousa, formados em História Indígena.

A gestão é dividida entre a comunidade e a escola indígena Nhandejara Pólo, onde funciona o Ponto de Cultura Teko Arandu. No local, são oferecidas também aulas de informática aos alunos indígenas da escola.

Todo o material produzido por eles até agora tem sido veiculado no YouTube e foi gravado em DVD. Dentre os trabalhos mais significativos da dupla Kaiowá estão o filme Viagem de Intercâmbio Guarani gravado em 12 aldeias do Brasil, Paraguai e Argentina.

As filmagens sobre o Encontro dos Povos Guarani da América do Sul (Aty Guasu Ñande Reko Resakã Yvy Rupa), pelas câmeras de Devanildo e Elivelton,  resultarão num documentário que será editado posteriormente.

O endereço eletrônico da página do Ponto Teko Arandu é www.tekoarandu.org.

Todo o material gravado durante o Encontro dos Povos Guarani da América do Sul resultará em documentário que será disponibilizado no Blog do encontro. O filme Nós e a cidade pode ser assistido no Blog em uma curta versão, dublada em português, de 5 minutos, na área Vídeos.

Saiba mais sobre o Projeto Vídeo Nas Aldeias no seguinte endereço eletrônico: www.videonasaldeias.org.br

Acompanhe as notícias do Encontro em blogs.cultura.gov.br/encontroguarani

La política mata !

Siempre me tomo mi tiempo para pensar sobre política, es mas desde pequeño mi vida ha estado envuelta a la política; al concepto no teórico, sino al esa política que gobierna, se burocratiza y se institucionaliza.
Pero ya estos tiempos todo es mas “fácil” por decirlo así, ahora a la política no hay que pensarla tanto, “es simple, es …” como dice la corporación, y pasa precisamente por esto el hoyporhoy de la política.

En el lanzamiento del ultimo disco de Manu Chao, existe una canción que me hizo pensar y en ultima instancia me hizo dejar de pensar tanto; Politik Kills, ni bien leí el titulo de la canción un golpe de aire frío y certero por sobre todo lo que uno tenia pensado por sobre la política. Y es que por mucho que le demos vuelta a la cuestión y nos pasemos horas dialogando la conclusión, quiera usted o no, es el resultado de la letra de esta canción.
Como dije antes, quienes lean esto podrán estar de acuerdo o no, pero lo cierto es que esto cada vez es mas así, y con una linea muy sutil dificultosa de ver para cualquiera. Todo hoy esta al servicio del dinero, y el dinero es el que ordena, disciplina y marca los caminos, y la política es el nuevo instrumento para que el Kapital marque y determine la vida de las personas.
Entonces el manifiesto hecho canción de Manu Chao es simple, pero es simple porque no es necesario una poesía con letras pomposas e intelectualizadas, aquí no importan los intelectuales, no sirve lo que los intelectuales puedan decir, si es que alguna vez sirvió.
Es claro porque no es necesario debates filosóficos o etnografías con trabajo de campo, o conceptualismos teóricos provenidos de los mas de cien años de las ciencias sociales; es claro porque viene de la calle, la mano enardecida, del hecho concreto y real: la política mata.

politik kills politik kills politik kills
politik need votes
politik needs your mind
politik needs human beings
politik need lies

thats what my friend is an evidence politik is violence
what my friend is a evidence politik is violence

politik kills politik kills politik kills
politik kills politik kills politik kills

politik use drugs
politik use bombs
politik need torpedoes
politik needs blood
thats what my friend is an evidence politik is violence
what my friend is a evidence politik is violence

politik need force poltik need cries
politik need ignorance politik need lies

politik kills politik kills politik kills
politik kills politik kills politik kills
politik kills politik kills politik kills

politik need force poltik need cries
politik need ignorance politik need lies

politik kills politik kills
politik kills politik kills

Lo sensacional de esta canción, además, es que a partir de esta ha surgido un sitio de denuncia y prensa independiente donde se postean noticias sobre los hechos criminales de la política actual, http://www.politikills.com/, este sitio actualmente funciona es varios idiomas y con múltiples traducciones de las noticias. Otro aspecto interesante es la propuesta ofrecida por Manu, y es la de podes descargar todo el crudo del la canción original y poder hacer tu propio Remix de la canción, fruto de esto es el lanzamiento independiente del disco Politik Kills Remixes, hecho por varios artistas de diferentes partes del mundo, todo disponible en el mismo sitio. Sumado a estos están los proyectos de la Tvelina y la Radiolina.

El Software Libre como Derecho Humano

del sitio personal de Carlos Zayas Guggiari

Un interesante debate en OSnews, uno de mis sitios preferidos, me motivó a escribir este post. Como suele ocurrir, el debate empezó girando alrededor de un tema para ramificarse hacia otros.

El tema inicial de discusión se trataba acerca de la propuesta absurda de separar a GNOME (GNU Network Object Model Environment) del Proyecto GNU que lo vio nacer y desarrollarse. Dicha separación permitiría apoyar indistintamente tanto a proyectos de software libre como privativo, lo que evidentemente va en contra de los principios del Proyecto GNU y la Free Software Foundation (FSF).

Una de las ramificaciones interesantes, donde participé con algunos comentarios, trató el tema de Software Libre como un Derecho Humano. Un comentarista hasta se sintió ofendido y lo consideró una exageración, argumentando que el Software Libre cuando mucho debería tratar acerca de los derechos del consumidor.

El Software Libre es un asunto de libertad, no precio. Y la Declaración Universal de Derechos Humanos, desde el artículo primero, nos recuerda que “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.”

Al igual que la libertad, el derecho a la educación es también reconocido como un derecho humano por las Naciones Unidas. La educación primaria debe ser obligatoria y gratuita para todos los niños, mientras que la educación secundaria debe ser accesible para todos ellos. También debe haber un acceso equitativo a la educación superior, y se debe proporcionar educación básica a aquellas personas que no han completado su educación primaria.

Artículo 26 de la Declaración Universal de Derechos Humanos:

  • Toda persona tiene derecho a la educación. La educación debe ser gratuita, al menos en lo concerniente a la instrucción elemental y fundamental. La instrucción elemental será obligatoria. La instrucción técnica y profesional habrá de ser generalizada; el acceso a los estudios superiores será igual para todos, en función de los méritos respectivos.
  • La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales.

Además de estas disposiciones de acceso a la educación, el derecho a la educación implica también la obligación de eliminar la discriminación en todos los niveles del sistema educativo, estableciendo normas mínimas y mejorando la calidad de la enseñanza.

El software privativo es discriminatorio. Sólo un grupo exclusivo de personas tiene acceso al código fuente, a pesar de que probablemente un porcentaje importante de ese código fuente esté basado en software libre. El acceso al código fuente es una condición básica sin la cual no es posible estudiar, corregir, adaptar o mejorar un programa. Por otro lado, las licencias de uso que protegen legalmente al software privativo limitan arbitrariamente su redistribución. El software privativo sólo está al alcance de quien pueda o esté dispuesto a pagar el costo de la licencia.

Las empresas de software privativo se apresuran en señalar la cantidad de licencias gratuitas o de bajo costo que suelen estar a disposición de proyectos educativos, principalmente relacionados con el Estado. Pero este tipo de tácticas tiene como único fin el crear una masa de consumidores dependientes de tecnologías cerradas que les redituarán ganancias una vez insertados en el campo laboral, donde no existe ese tipo de “sensibilidad social”.

Respecto al acceso al código fuente como parte del derecho a la educación, se suele argumentar que la no discriminación a la que hace alusión el Artículo 26 se refiere a permitir a las minorías que vayan a la escuela, no a mostrar cómo funciona un programa. Sobre este punto, prefiero cederle la palabra a Eben Moglen, profesor de derecho e historia del derecho en la Universidad de Columbia y Consejero General para la Fundación del Software Libre:

El objetivo del Movimiento del Software Libre es que las personas puedan comprender, aprender, mejorar, adaptar y compartir la tecnología que influye cada vez más en la vida humana.

Aquí, la creencia fundamental en la justicia no es que sea justo que las cosas sean libres, sino que es justo que nosotros seamos libres y que nuestro pensamiento debe ser libre, que debemos ser capaces de saber todo lo posible sobre el mundo en que vivimos, y que debemos ser lo menos posible dependientes del conocimiento de otra gente, más allá de nuestra propia comprensión e iniciativa.

Esta idea se basa en el intenso deseo que mi querido amigo y colega, Richard Stallman, tuvo a principios de los 80, de lograr un mundo en el que todos los programas de computadora que cualquiera necesite para hacer cualquier cosa estén disponibles en condiciones que permitan el libre acceso al conocimiento contenido en ellos, y así tener una oportunidad para hacer más conocimiento y para mejorar la tecnología existente mediante la modificación y distribución.

Se trata de desear la libre evolución del conocimiento técnico. Un descenso por modificación, sin trabas en forma de principios que prohíben la mejora, el acceso y el compartir. Si piensas en ello, suena más bien como un compromiso para fomentar la difusión de la ciencia y las artes útiles, fomentando el acceso al conocimiento.

En resumen, la idea del Movimiento del Software Libre no es ni hostil, ni en ningún sentido tiene propósitos cruzados con la ambición del siglo 18 de mejorar a la sociedad y al ser humano a través del acceso al conocimiento.

Fuente: http://www.gnu.org/philosophy/moglen-harvard-speech-2004.html

El conocimiento es universal. El software libre también.

Para más información acerca de la relación entre el Proyecto GNU y la educación:

El software libre en la educación
http://www.gnu.org/education/education.es.html

Por qué las escuelas deberían usar exclusivamente software libre
http://www.gnu.org/philosophy/schools.es.html

fuente del articulo: http://gnustix.com/wordpress/2009/12/el-software-libre-como-derecho-humano/